WWF apoya iniciativa 20×20 para restauración de tierras en Latinoamérica

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) se unió a la iniciativa 20×20 como socio técnico y contribuirá al objetivo de restaurar 30 millones de hectáreas de tierras degradadas en América Latina y el Caribe para el 2030.

Más del 40 por ciento de los bosques en América Latina y el Caribe han sido deforestados o degradados completamente en los últimos años. “La restauración no solo es crítica para la conservación, sino que también produce valiosos beneficios económicos y climáticos, que pueden mejorar la productividad y la seguridad alimentaria de unos 49 millones de personas desnutridas en la región”, dijo WWF.

Apuntó que “también ofrecerá importantes opciones de mitigación, secuestro de carbono, así como posibilidades de aumentar la resiliencia de los ecosistemas, reduciendo los efectos del cambio climático”.

“Ser parte de esta iniciativa permitirá a WWF involucrarse más estrechamente con las partes interesadas que comparten nuestra visión de la Restauración del Paisaje Forestal (FLR, por sus siglas en inglés)”, afirmó Roberto Troya, director regional de WWF para América Latina y el Caribe.

“WWF tiene una larga historia de colaboración cercana con gobiernos, jurisdicciones, empresas y comunidades dependientes de los bosques de todo el mundo para impulsar las actividades de restauración en el terreno. Como parte de la Iniciativa 20×20, buscaremos avanzar en la implementación de la FLR en América Latina y cumplir en conjunto con los ambiciosos objetivos establecidos”, refirió.

“El nivel de ambición en América Latina es encomiable. Ahora debemos convertir esta ambición en acción y la Iniciativa 20×20 proporciona una gran plataforma para que eso suceda”, anotó.

La Iniciativa 20×20 acordada en 2014 durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 20), apoya el Desafío de Bonn, un esfuerzo mundial para restaurar 150 millones de hectáreas de tierras deforestadas y degradadas para 2020 y 350 millones de hectáreas para 2030, así como la Declaración de York sobre los Bosques, encaminada a restaurar 350 millones de hectáreas para 2030. En América Latina y el Caribe, la agricultura se ha expandido a 36 millones de hectáreas adicionales desde 2000, a expensas de los bosques y los paisajes naturales.

La iniciativa trabaja para restaurar las tierras a través de prácticas sostenibles a largo plazo que promuevan la eficiencia económica, la sostenibilidad del ecosistema y el bienestar social en la región. Actualmente, 17 países forman parte de la iniciativa, que está liderada por los Ministerios latinoamericanos de Agricultura y Medio Ambiente, con el apoyo de 40 socios técnicos, incluido WWF, entre otras organizaciones civiles.

La iniciativa también está respaldada por socios financieros que impulsan proyectos innovadores que producen mejoras sociales y ambientales para las comunidades locales. De acuerdo con WWF, los compromisos actuales de los países superan el objetivo regional original de 20 millones de hectáreas, alcanzando más de 50 millones para la región. Asimismo, inversionistas de impacto destinaron más de mil 250 millones de dólares para apoyar la implementación de los compromisos.

Argentina, Belice, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, República Dominicana, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay son hasta ahora los países involucrados en la iniciativa.

 

Fuente: Notimex | Ginebra, 14 Jul

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí