La transición a energías renovables puede parecer un asunto de los gobiernos que toman las decisiones nacionales en acuerdo con las grandes corporaciones que ponen las inversiones necesarias. Pero esto no es necesariamente así.

En el mundo hay bastantes ejemplos de que son los ciudadanos de a pie los que han jugado un papel decisivo para probar las primeras tecnologías, poner los primeros dineros y, en general, dar los primeros pasos hacia una cultura de cambio.

En México, tanto la legislación como las autoridades que implementan la transición energética han dejado poco espacio para la participación de iniciativas ciudadanas. Por ejemplo, comuneros de Ciudad Ixtepec, en el Istmo de Tehuantepec, han denunciado por casi una década que su intención de construir un parque eólico comunitario (gestionado por ellos mismos) ha sido ignorado y hasta bloqueado por distintos gobiernos.

Sin embargo, no hay autoridad, legislación o corporación que pueda detener a la ciudadanía cuando se ha decidido por algo. Por ello en México existen grupos que buscan la transición en la medida de sus posibilidades, ya sea para combatir el cambio climático y cuidar al medio ambiente, o simplemente para generarse ingresos y mejorar su calidad de vida.

Aquí algunos ejemplos:

Abuelas Solares (Solar Mamas)

Capacitadas en energía solar por la organización Barefoot College, mujeres indígenas mexicanas se han convertido en ingenieras técnicas, capaces de llevar luz a hogares en lugares marginados que no cuentan con luz ni servicio eléctrico.

Video recuperado de Youtube.com canal El Universal

Usan sólo paneles solares, focos LED, cables y algunos circuitos, pero logran un efecto que cambia la vida de familias completas, todo bajo una dinámica de empoderamiento femenino y de colaboración horizontal entre pueblos indígenas.

Imagen de Greenpeace

CineMovil Toto

Se trata de una empresa fundada por un grupo de ambientalistas de la Ciudad de México, que lleva funciones de cine a comunidades remotas del país, usando bicicletas para suministrar de electricidad los eventos.

Video recuperado de Youtube.com canal Cine ToTo

Esto tiene el doble propósito de llevar entretenimiento a lugares donde no lo hay y al mismo tiempo sensibilizar a la población sobre el impacto de nuestro consumo energético y la posibilidad de usar energías renovables.

Imagen de Greenpeace

Bicimáquinas

Con sede en Zapopan, Jalisco, este colectivo desarrolla y promueve alternativas para sustituir el consumo de electricidad por el de energía cinética, facilitada por el mecanismo de las bicicletas.

Video recuperado de Youtube.com canal Bici máquinas

Bajo este principio, tienen licuadoras, lavadoras, bombas de agua, molinos y otros dispositivos que funcionan únicamente con el pedaleo de los usuarios. Con esto se ahorra energía y dinero. Lo único que se puede perder es sudor y peso.

Imagen de Greenpeace

Hornos solares

Tras la devastación causada por los terremotos de 2017, mujeres damnificadas en el pueblo de San Dionisio del Mar, en Oaxaca, se organizaron con organizaciones sociales para no sólo reconstruir sus cocinas, sino también para darles un enfoque sostenible.

Como resultado, desde 2019 han construido y trabajado con hornos solares, que funcionan exclusivamente con la energía térmica del sol y permiten ahorrarse el gasto en leña y reducir la exposición al humo de la leña o el carbón.

Imagen de Greenpeace

Fuente: Greenpeace | Autor: Edith Martinez | septiembre 23, 2019; recuperado el 26 de septiembre del 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí