¿Por qué es importante que las empresas sean socialmente responsables

El aprecio por las prácticas comerciales socialmente responsables continúa aumentando a medida que los Millennials y la Generación Z se convierten en la fuerza impulsora de la economía.

La perspectiva de compra de estas dos generaciones ha cambiado el enfoque del consumidor hacia la responsabilidad social, especialmente cuando se trata del medio ambiente. Según una encuesta de Nielsen en 2018, el 85% de los Millennials y el 80% de la Generación Z clasifican el medio ambiente en la parte superior de su lista al decidir con qué empresas se involucrarán.

Si una organización no busca la reducción de desperdicios, programas de agua limpia u otras oportunidades amigables con el medio ambiente, está perdiendo a todo el grupo de mercado de consumidores que prefieren comprar a empresas socialmente responsables que se alinean con sus valores. Esto se traduce en una pérdida de ingresos.

No hay límite para el poder de presión del consumidor. Incluso las grandes empresas tradicionales prestan atención a las preocupaciones de los consumidores. Lego, por ejemplo, se propuso alimentar sus instalaciones de producción con energía 100% renovable. Con el desarrollo de un parque eólico marino, la empresa danesa pudo cumplir este objetivo incluso antes de lo previsto. Incluso venden juegos de lego para parques eólicos ahora.

Un paso que las empresas están dando para aumentar este tipo de respuesta de los consumidores es trabajar para convertirse en lo que se ha llamado un negocio “amigable para los millennials” para generar confianza con los miembros de la comunidad. Una organización dispuesta a crear o apoyar iniciativas socialmente responsables muestra a los consumidores que tienen la alineación de valor que busca su audiencia, ya sea que se manifieste a través de la reducción de desechos, donaciones a programas educativos o oportunidades de apoyo en su comunidad local.

Los estudios muestran cada vez más que los consumidores están dispuestos a pagar más cuando saben que sus compras contribuirán a un impacto positivo. El respeto al medio ambiente por sí solo ha demostrado tener un impacto sustancial en la toma de decisiones de los consumidores con un número cada vez mayor de consumidores en todo el mundo que informan interés y disposición a pagar por productos ecológicos. Y eso tiene sentido: los consumidores son miembros activos en la misión de salvar el mundo para combatir el cambio climático y están dispuestos a apoyar a las empresas que luchan junto a ellos.

El impacto no es todo externo. Los empleados también están más atentos a que su trabajo contribuya a un impacto social positivo. O al conocer el impacto que tiene su empresa en su comunidad se refuerzan los lazos entre empleado y empresa, involucrándose más, además de estrechar una relación más duradera y comprometida con esta.

Nuestros colaboradores pueden ser nuestros mejores embajadores de marca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí