¿Sabes que es outsourcing?

El outsourcing o tercerización, consiste en la delegación funciones de una empresa a otra que se especializa en una tarea en específico. 

El outsourcing o tercerización, consiste en la delegación funciones de una empresa a otra que se especializa en una tarea en específico. 

Esta practica comienza hacerse más y más popular, a medida que las organizaciones crecen y sus necesidades comienzan a ser demasiado especificas, por lo que requieren de talento especializado que en ocasiones es difícil de encontrar o que puede generar un costo alto a la organización; es por esto que tercerizar algunos servicios resulta más rentable.

El outsourcing ofrece muchas ventajas, como la reducción de costos, subcontratar alguna empresa especializada, reducir el número de tareas dentro de la organización, por mencionar algunas.

Esta actividad no es exclusiva de empresas puedes realizarla también con profesionistas independientes.

Esta practica te ayudará a ofrecer más servicios o mejorar los existentes, sin olvidar las alianzas estratégicas que podrías hacer con las empresas.

Las actividades más comunes a tercerizar son: publicidad, diseño gráfico, programación web, asesores fiscales, contabilidad, limpieza, seguridad, y en algunos casos, procuración de fondos.

Pero es importante antes de tomar la decisión de contratar un outsourcing, considerar lo siguiente:

Evaluar detalladamente las funciones que va a realizar, si estas son de carácter vital para nuestra organización o no. Expertos recomiendan que el outsourcing no remplace áreas o actividades vitales o estratégicas, pues se puede perder el control de las actividades esenciales de la organización. Recuerda que el outsourcing es un complemento que reforzará las actividades de tu organización, pero no serán la base de esta.

Verificar que la empresa que vamos a contratar sea una empresa seria y profesional, y que tenga la capacidad de atender las necesidades o requerimientos que necesitamos.

Evaluar si realmente existe una reducción de costos o no. Una de la ventajas de esta práctica es reducir costos, por lo que se debe analizar detenidamente si es más conveniente tercerizar dicha actividad o no.

Analizar las condiciones de contratación, y cerciorarnos que la empresa subcontratada puede ser remplazada por otra sin perjudicar de ninguna manera nuestra organización, esto en caso de no cumplir con nuestras expectativas o necesidades.

Evaluar las clausulas de confidencialidad, este punto es importante ya que compartiremos información de nuestros usuarios con un tercero, por lo que debemos cerciorarnos que esta información sea tratada conforme la ley lo marca. De igual manera será nuestra obligación informar a través de nuestro aviso de privacidad que estaremos compartiendo los datos con un tercero y como serán tratados.

Estos son algunos puntos básicos que debes tomar en cuenta antes de considerar el outsourcing.

La externalización es el proceso que le permite a una organización aumentar su capacidad para desarrollar cierta actividad, delegando dicho desarrollo en una empresa que está especializada en el tipo de actividades que se externalizan. Mora (p. 183).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí