El papel de las compras responsables para un futuro sostenible

Publicidad

En años recientes, el interés por los desafíos ambientales y sociales que nos rodean ha ido en aumento. Por eso el incentivar las compras sustentables se ha convertido en una poderosa herramienta para abordar estos problemas y contribuir a la resolución de los retos particulares que presentan.

Publicidad

Este tipo de consumo implica tomar decisiones de compra considerando no solo el precio y la calidad del producto o servicio, sino también su impacto en el medio ambiente y en las comunidades. Desde la perspectiva empresarial, la adopción de prácticas de compra sustentable no solo constituye una responsabilidad ética, sino también una oportunidad para diferenciarse en el mercado y construir una reputación positiva entre los consumidores cada vez más preocupados por el medio ambiente.

En México, país de gran diversidad ambiental y cultural, el interés por las compras sustentables está en aumento. “Según el informe State of Snacking 2023, 75% de los consumidores prefiere marcas en pro del medio ambiente, y las nuevas generaciones son las más interesadas en ver los esfuerzos sostenibles.[1] Esto refleja una creciente conciencia sobre la importancia de considerar el impacto de nuestras decisiones de consumo en el planeta y en las comunidades locales”, compartió Fernanda Prendes, Chief Growth and Marketing Officer en Up Sí Vale.

Las compras sustentables van más allá de simplemente elegir productos etiquetados como «verdes» o «eco-amigables». Implican un enfoque integral que abarca desde los procesos de producción hasta el final del ciclo de vida del producto. Esto significa que las empresas deben considerar aspectos como la eficiencia energética, el uso de materiales reciclables o biodegradables, y la equidad en la cadena de suministro. Además, las compras sustentables fomentan la innovación y el desarrollo de soluciones más amigables con el medio ambiente.

Por otro lado, los consumidores también tienen un papel fundamental en impulsar esta tendencia. Al optar por productos y servicios sustentables, están enviando un mensaje claro a las empresas de que valoran la responsabilidad social y ambiental. Además, al exigir transparencia y certificaciones de terceros, los consumidores pueden contribuir a promover prácticas más éticas en la cadena de suministro.

«Como empresas, es nuestra responsabilidad incentivar las prácticas sostenibles para asegurarnos de que nuestras actividades tengan un impacto positivo en el planeta, así como en la sociedad. Debemos promover una cultura sostenible tanto entre nuestros consumidores como entre nuestros colaboradores, reconociendo que cada decisión de compra y cada acción en nuestra cadena de suministro pueden contribuir significativamente a la preservación del medio ambiente y al bienestar de las comunidades”, puntualizó la experta.

Así, las compras sustentables son una tendencia en crecimiento que beneficia tanto a las empresas como a los consumidores y al medio ambiente. Al adoptar prácticas de compra responsables, las empresas pueden mejorar su reputación y contribuir al desarrollo sostenible. Del mismo modo, los consumidores tienen el poder de impulsar el cambio mediante sus decisiones de compra. Con un compromiso colectivo, podemos crear un mundo donde el consumo sustentable sea la norma, no la excepción.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Fuente: Comunicado de prensa | Junio de 2024

Publicidad al cierre de artículo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí